Solidaridad

El Grooming le puede pasar a cualquiera

El grooming es la nueva forma del acoso sexual. Y los chicos y chicas, moviéndose sin control en las redes sociales,  sus principales víctimas. A pesar de esto para muchos es desconocido.  Hernán Navarro es abogado y fundador de Grooming Argentina, una ONG que viene trabajando para hacerlo visible a todos.

La muerte de Amanda Todd en Estados Unidos por ciber acoso fue un disparador en el mundo. En Argentina,  este año, Micaela Ortega tuvo un trágico final.

Lo de Micaela fue terrible. Una nena de 12 años, con 6 cuentas de Facebook, que termina siendo asesinada. Por eso tenemos que entender al grooming como el medio de captación. Nosotros venimos haciendo un gran trabajo para que se hable de esto, porque denunciándolo  estamos evitando desenlaces mucho más trágicos. Hay que entender que en el 90% de los casos hay un pedido de encuentro personal.

Paradójicamente, los adultos seguimos sin tomar conciencia de esto.

Es necesario transformar el mundo adulto. El programa que estamos llevando a cabo, Familias Conectadas, busca acercar la posición del adulto en relación a los medios sociales, las nuevas tecnologías y al manejo que llevan adelante sus hijos en esta vida on line. Acercar esa brecha generacional es una premisa fundamental.

Internet instaló un nuevo modelo de relaciones…

Claro, los chicos son nativos digitales y tenemos esta camada de padres que se enfrenta a la tecnología. El pibe no le va a contar al padre o a la madre que le envió una foto o un video a alguien que creía ser un par y que en realidad no lo era. Porque el acosador usa tácticas para ganarse la confianza de la víctima. Es que los chicos no ven el peligro que subyace en las redes sociales. No porque no quieran, sino porque no pueden. Es donde se sienten seguros y dejan de estar alerta. Cuando les contamos acerca de los peligros a los que están expuestos, abren los ojos como diciendo ¿qué me estás diciendo?  Y uno lo da por sentado que lo tienen incorporado y la verdad es que todo lo contrario.

Por lo que decís el camino es dialogar y no prohibir. 

Nosotros siempre decimos que el software de control parental más sofisticado y efectivo es el diálogo fluido y  continuo. Y saber que supervisar lo que los chicos hacen en internet  no es sinónimo de invadir su privacidad. Que los padres puedan darle herramientas para que los pibes sepan cómo moverse en las redes. Y crear así una familia saludable en ese tema.

¿Hay señales que nos indiquen que nuestro hijo está atravesando una situación de grooming?

Sí. Cuando los chicos piden ayuda lo hacen de forma silenciosa. Hay indicadores como cambios de conducta, fluctuaciones en el humor, baja del rendimiento escolar, el ausentismo, ocultamiento repentino de los dispositivos. Todas estas situaciones no pueden pasar desapercibidas.

Trabajar sobre la prevención.

Justamente denunciando el grooming, haciéndolo visible, estamos evitando situaciones posteriores de trata de personas, abuso y homicidios. Y hay que trabajar mucho, sabés por qué: porque esta es la problemática de mayor impacto en los chicos y en poco tiempo les puede arruinar la vida.

¿Qué pasa cuando hay que hacer una denuncia?

Cuando alguien denuncia tenemos un protocolo a seguir: vemos el relato de la víctima y trabajamos dese el vínculo fuerte con la familia. Porque por lo general son los pibes los que denuncian y el padre o la madre no están enterados. Nosotros trabajamos la vinculación con la familia y vamos todos juntos en el proceso judicial. La línea de whatsapp las 24 horas es para recibir también las denuncias.

Sé que Grooming Argentina se está moviendo a nivel nacional.

Sí, estamos trabajando en 13 provincias, con referentes y voluntarios. Cerramos convenios con 4 gobiernos provinciales, principalmente en la región del NOA, donde advertimos la mayor peligrosidad por la cercanía a la frontera. Y estamos creando estructuras similares en Paraguay y Venezuela, para regionalizar Latinoamérica.

¿Y qué les dicen de parte del Estado?

El grooming no es tomado en Argentina como una política de Estado. Y es algo que venimos pidiendo: que se conforme una política pública en relación al tema.

Tuvimos varias reuniones con  diferentes organismos, pero la verdad es que seguimos trabajando incansablemente desde nuestro lado. Porque no se puede esperar a que el Estado me diga avancemos, porque los chicos son potenciales víctimas y el grooming está ahí. Es mucho más común de lo que imaginamos. 

¿Es delito para la ley?

Desde diciembre del  2013, es un delito en nuestro país. Grooming Argentina tiene una postura crítica con respecto a la norma. Entendemos que es ambigua, subjetiva, confusa y en consecuencia estamos trabajando en la redacción de una norma que sea más clara y que castigue al que delinque.

¿Cómo financian su trabajo?

Hasta ahora a pulmón. Es más, ponemos dinero de nuestro bolsillo para los viajes, para folletería y afiches. Aunque necesitamos colaboraciones para poder hacer todo lo que queremos y hace falta.

El grooming está y la palabra es el medio para combatirlo. Grooming Argentina viene trabajando mucho y creciendo.  Pero todos podemos hacer algo. Sumate, hablá del tema, colaborá.

+ Info y Colaboraciones: www.groomingargentina.org

Dudas y Denuncias: Whatsapp 24hrs: +54 11 2481-1722