Salud

Sin palabras

Con frecuencia llegan a la consulta padres preocupados porque su hijo/hija no desarrolló lenguaje a una edad donde ya debería estar comunicándose a través de la palabra hablada. Por eso me pareció interesante este tema, para bajar ansiedades y movernos correctamente si algo pasa. 

El lenguaje está presente en todas las actividades que realizamos. Por eso lo más importante para estimular su adquisición es el tiempo compartido con los chicos. Actos tan simples y enriquecedores hacen mucho para que aparezcan las primeras palabras: jugar, divertirse, mirar y leerles cuentos, dejarles explorar, hacerlos colaborar en tareas de la vida diaria, limitar el uso de pantallas, decirles que no cuando sea necesario, contenerlos y quererlos, permitirles crecer... Todas estas cosas ayudan a que el lenguaje pueda emerger de forma natural (siempre y cuando no haya patología) y los niños se desarrollen plenamente.

Para que el lenguaje se desarrolle hay ciertas condiciones que deben darse de manera armónica y equilibrada, como los factores biológicos, psicológicos, neurológicos, sociales y ambientales. Todos estos aspectos se encuentran en íntima relación para permitir el avance de este sistema de alta complejidad funcional y propia de los humanos.

Con frecuencia llegan a la consulta padres preocupados porque su hijo/hija no desarrolló lenguaje a una edad donde ya debería estar comunicándose a través de la palabra hablada. Por eso me pareció interesante este tema, para bajar ansiedades y movernos co

 

 

A veces la ausencia del lenguaje se corresponde simplemente con el porcentaje de niños considerados hablantes tardíos, pero otras puede ser sólo la manifestación más notoria de diversas patologías. 

Este tema no nos tiene que alarmar, tiene que hacer que nos ocupemos. Para esto: Tratemos de no comparar a nuestros hijos con otros niños: cada persona es única y tendrá sus propios tiempos y ritmos de desarrollo. Sepamos que en los más pequeños los diagnósticos no son definitivos y van cambiando a lo largo de la intervención.

Es la demora en la adquisición del lenguaje el dato más significativo y a veces el único, para sospechar la existencia de factores atípicos latentes. 

¡ATENCIÓN!

No dice ninguna palabra inteligible además de mamá y papá a los 2 años (Generalmente alrededor de los 6/7 meses el balbuceo de los bebés se vuelve cada vez más intencional hasta que a los 12 surgen las primeras palabras (por ejemplo: mamá, papá).  A partir de ahí la cantidad de palabras va creciendo y alrededor de los 24 meses surge la palabra frase (unión de dos palabras).

No responde a su nombre. 

No comprende palabras o frases cortas.

Habla pero no se le entiende.

Comenzó a hablar pero luego deja de hacerlo. 

La ausencia del lenguaje puede darse por diferentes causas: déficit sensorial, cognitivo, neurológico, cerebral funcional o déficit de la conexión – comunicación. Lo más recomendable es acudir a un equipo de especialistas que trabajen de forma interdisciplinaria, quienes van a determinar con precisión qué es lo que está pasando. Y de esta manera, establecer diferentes estrategias de abordaje terapéutico y orientación familiar.

 Con frecuencia llegan a la consulta padres preocupados porque su hijo/hija no desarrolló lenguaje a una edad donde ya debería estar comunicándose a través de la palabra hablada. Por eso me pareció interesante este tema, para bajar ansiedades y movernos co

*Soy Natalia Pellegrino,  Licenciada en Fonoaudiología (Mat. Prov. 2654 ). Hace un año cumplimos un sueño con una amiga psicopedagoga de mi adolescencia, creamos Dos Soles, un grupo mutidisciplinario de profesionales de la salud. Agradezco poder trabajar de lo que amo y seguir creciendo junto a las familias.