Salud

Receta saludable: Mermelada casera de frutillas

Llegó el verano… Llegaron las frutas de esta estación. ¡Hola frutillas, tantos meses esperándote! 

La mermelada se puede hacer con lo que queramos (hay mermelada hasta de zanahorias), siempre que la fruta sea de estación. Elegí bien, fíjate que tengan buen color y, como son para mermeladas, lo mejor es que estén bien maduras (hasta quizás ligás un descuento).  

Ingredientes

1 kilo de frutillas 

700 gramos de azúcar 

1 limón

¡A la cocina!

Lavá muy bien las frutillas y quitales el cabito verde. 

Cortá la fruta en tiras a lo largo, si querés que se noten los trozos al consumir la mermelada. Sino podés pasarlas por la procesadora.

Colocá las frutillas en un recipiente y añadí el azúcar encima. Tapalo bien y dejalo en la heladera hasta el otro día. 

Pasalas a una olla grande y rocialas con el jugo de un limón. 

Cociná a fuego lento con la olla sin tapar y andá revolviendo de vez en cuando con una cuchara de madera, retirando la espuma que se forme. El tiempo de cocción puede oscilar entre una y tres horas. 

Cuando no esté más líquida, esperá que se enfríe. Rellená los frascos de vidrio que sean necesarios. Tapalos bien y colocalos en la heladera mientras duren.

Para conservarlas

Guardala en un recipiente de vidrio, no uses plástico porque toman su sabor. Antes  desinfectalos con agua hirviendo o bien con un chorrito de vinagre. Debés cerrarlos herméticamente, así pueden durar en la heladera hasta 12 meses. Una vez abiertas, hasta 3 meses en la heladera.  

¡Vamos preparando las tostadas!