Salud

18 de Febrero: Día Internacional del Síndrome de Asperger 

Por Natalia Todaro. Lic. en Psicología

En el Día Internacional del Síndrome de Asperger, me gustaría invitarlos a informarse, a dejar de lado los prejuicios, a pensar en cómo podemos colaborar, y en especial a trabajar la tolerancia y el respeto por las personas con TEA (Trastornos del Espectro Autista).

El Síndrome de Asperger forma parte de los TEA. Es un trastorno complejo del neurodesarrollo que afecta principalmente a las habilidades de la comunicación social, lenguaje, flexibilidad del pensamiento y comportamiento de la persona que lo presenta. 

El autismo NO es una enfermedad, por lo tanto no tiene causa ni tratamiento específico. Se considera una condición que acompaña a la persona a lo largo de su vida, aunque sus manifestaciones pueden ir cambiando a través de los años.

¿Cuál es el origen del TEA?

Todavía no se determinó la causa exacta. Se concuerda en que en su origen participan diferentes factores ambientales, biológicos, genéticos y sociales. 

¿Por qué se habla de Espectro?

Espectro refiere a un abanico de características en el cual están incluidas todas las personas con autismo pero cada una de ellas con sus particularidades. No hay un autismo, sino que hay personas con TEA que comparten algunos síntomas. 

Características:

Es posible mencionar algunas características generales. La entrada de información a nuestro cerebro y cuerpo se realiza por diferentes canales: sonidos, olores, colores, formas, texturas, etc., y las personas con Aspeger pueden poseer esos canales hiper o hipo sensibilizados, es decir, tener esos canales muy susceptibles o muy poco sensibles. Por eso, muchas personas necesitan estar en espacios con baja intensidad lumínica o con sonidos cálidos y tranquilos, y otras personas disfrutan de ruidos fuertes o comidas con sabores más intensos.

Lo importante es ser respetuoso con sus espacios y tiempos, entender que se sienten más cómodos teniendo rutinas fijas y una vida estructurada para evitar la ansiedad que provoca el desorden. Es muy útil el recurso de pictogramas como forma de organización diaria, semanal y mensual, e incluso como forma alternativa de comunicación. 

¿Cómo se suele detectar el Síndrome?

En general, los padres y los docentes de educación inicial son los primeros que notan comportamientos diferentes en los niños, como la dificultad para alcanzar adecuadamente los hitos del desarrollo infantil y las conductas esperables para cada edad cronológica.

Los síntomas más típicos son: carencia de sonrisa social, falta de contacto visual, retraso en la adquisición del lenguaje o pérdida del lenguaje adquirido, no responder cuando lo llaman por su nombre, dificultades o falta en el juego simbólico, reacciones inesperadas frente a estímulos sensoriales, dificultad para comprender el lenguaje no verbal y los dobles sentidos, entre otros. Cabe recordar nuevamente que es tan amplio el Espectro que no hay dos personas con los mismos síntomas o con la gravedad de ellos.

Una adecuada identificación y atención temprana, un buen ambiente familiar, una buena respuesta educativa, una alta capacidad intelectual y de aprendizaje, son factores que predicen un mejor ajuste social, personal y emocional en la vida adulta. Por todo eso, resulta esencial que se asegure el acceso a los apoyos especializados e individualizados que cada persona precise.

¿Cuál es el tratamiento?

Al no hablar de enfermedad, no existe ningún tratamiento específico que lo pueda “curar” o “revertir”. No obstante, existen sistemas de apoyo e intervenciones que se muestran efectivos.

Lo que nosotros recomendamos es trabajar de forma interdisciplinaria, tanto los profesionales, como la familia, la escuela, y demás personas que se encuentren en su vida cotidiana. 

Los objetivos que se buscan en el trabajo están orientados a promover y mejorar la calidad de vida de las personas, y de sus familias, a potenciar los puntos más fuertes, a hacer valer y cumplir sus derechos, y a favorecer al máximo las oportunidades de inclusión y participación en la sociedad (a nivel escolar, laboral, etc.).

 

Info: Natalia Todaro forma parte de un equipo en el cual trabaja de forma interdisciplinaria junto a Sofía Mosna (Fonoaudióloga), Victoria Fanelli (Terapista Ocupacional) y Evelyn Joaquín (Psicopedagoga) para brindar apoyo y contención a las personas con TEA y a sus familias.

 18 de febrero Día Internacional del Asperger