Reportajes

Inés Groba: Un secreto del fuego

Inés Groba estudió medicina en la UBA. Antes de especializarse sintió que debía seguir nuevos caminos. Buscó en nuestro país y halló un conocimiento muy antiguo que ampliaba su enfoque como profesional: La Medicina Ayurveda. Viajó a la India y volvió capacitada y con su pasión renovada. Se recibió de pediatra en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Este año escribió, ilustró y editó El Secreto de Lucía, un libro álbum que nos introduce en el saber ayurvédico.  

El Secreto de Lucía es un libro bellísimo. ¿Qué te llevó a elegir un libro álbum para hablar sobre Medicina Ayurveda?  

El motor fue escribir una historia que más o menos tuviera que ver con la alimentación y con las formas en que el Ayurveda propone comprenderla. Pinto con acuarelas hace varios años y la idea era bajar a un lenguaje muy sencillo, el más universal posible, algo de este conocimiento milenario. 

Dra. Inés Groba

¿Y elegiste un cuento?

Es que lo veo como una de las formas más antiguas y efectivas en que se transmitían los conocimientos. Alguien te cuenta una historia que tiene un mensaje, una anécdota.  

¿Qué le pasa a Lucía, el personaje del libro?

Lucía es una nena que se siente mal, sin energía y no sabe qué le pasa. Mira a las mariposas volando por el cielo y no entiende cómo hacen para estar así: contentas y coloridas. Observando la naturaleza empieza a ver cómo el viento cuando se mueve, enciende el fuego y lo hace crecer, lo llena de luz y vitalidad. Y esa energía que tiene el fuego es la que deben tener las mariposas. Y empieza a comprender que si el viento hace eso con la naturaleza, el viento también debe encender su luz y colores. Y comienza a respirar profundo, a soplar y de esa manera, se enciende su fuego. Es un concepto muy antiguo del Ayurveda que se llama AGNI (la Energía del Fuego) y es la que digiere todo lo que ingresa a nuestro organismo (alimentos y pensamientos). Y Lucía descubre cómo una buena alimentación y digestión puede darnos bienestar. Trabajo con un concepto de salud y enfermedad que está muy vinculado a cómo uno se siente globalmente.  

 ¿Y a vos que te pasó con la medicina?

Después de terminar una carrera tan larga creía que iba a tener todas las herramientas. Y justo en el período donde se hace la especialidad, me di cuenta que quería seguir estudiando pero  no en ese momento. Y ese año, por causas personales, conocí la Medicina Ayurveda. Y fue como un despertar. Así empecé a familiarizarme con otras formas de medicina complementarias, a buscar otros enfoques de la salud. Y francamente me encantó, sentí que era lo que estaba buscando. 

Hoy siento que estamos en crisis con la medicina tradicional. No encontramos contención. Un tratamiento que aborde de forma integral nuestras enfermedades. Eso abre la puerta a otras búsquedas.   

En los últimos años hay como un enorme movimiento que busca integrar medicinas nuevas. Muchos pacientes están buscando otras respuestas y muchos médicos necesitan ampliar el enfoque también. Percibo que hay cada vez más cabida para ese tipo de medicinas, dentro de las cuales está el Ayurveda. Pienso que de a poquito se va a ir incorporando. 

¿Cuál es la base sobre la que se asienta este saber?

El Ayurveda es un conocimiento de más de 5000 años sobre la vida.  Describe a los seres humanos formando parte del universo y la naturaleza. De manera que todo lo que ocurre a nuestro alrededor influye en nuestro estado de salud. Si es de día o de noche, si hace frío o calor, en qué parte del mundo vivimos, si el clima es húmedo o seco. Y cada uno de nosotros tiene una manera de ser diferente. El Ayurveda toma los cinco grandes elementos de lo que está hecho todo (Espacio, Aire, Fuego, Agua y Tierra) y explica que cada ser humano tiene proporciones únicas de estos elementos. Así a cada cuál le convendrá seguir ciertos hábitos, consumir determinados alimentos para estar sano y equilibrado.

¿Cómo son tus talleres de nutrición infantil? 

Como pediatra entiendo que hay una gran pregunta de muchas mamás y papás preocupados sobre qué se le puede dar de comer a los chicos. Y los talleres son charlas donde compartimos estas dudas. Y utilizamos las herramientas del Ayurveda pero integrando aspectos de la pediatría y de nutrición infantil fundamentales para cuidar la salud de cualquier niño chiquitito que hoy empieza a comer. 

Una buena oportunidad para que los chicos incorporen buenos hábitos de alimentación. 

Por supuesto. Los hábitos que se adquieren en la infancia, tanto alimentarios como de vínculos (las formas en las que manifiesto qué me pasa), persisten casi toda la vida. 

Y la calidad de lo que comemos, en muchos casos, deja mucho que desear. 

Totalmente. Pero el mercado de los alimentos existió y seguirá existiendo. Entonces como consumidores tenemos que hacer un ejercicio de conciencia. Reflexionar sobre qué un alimento noble. Cuánto se parece a su origen, si tiene gusto o no, de dónde proviene ese alimento. Tenemos que darnos cuenta cuáles son los alimentos que nos nutren, aprender a consumir. Exigir que se hagan alimentos saludables.  Hoy se venden vegetales orgánicos por todos lados, hay cantidad de dietéticas. Cuando la gente empieza a entender lo que quiere consumir, nace un mercado para eso.

Comprender también cómo lo que comemos influye en nuestra salud.

Tiene efectos muy profundos Lo que comemos y también El modo en cómo lo comemos. Si yo como rápido, más de lo que necesito, parada y con el teléfono en la mano, aunque sea el alimento más orgánico y natural, no me va a hacer bien. 

Lo que nos nutre de los alimentos es su energía vital. Entonces vale preguntarnos: ¿Eso que estamos por comer, tiene vitalidad o la perdió? ¿Eso que viene de un frasco o está en un paquete, es vital o no? Una vez que uno se empieza a hacer esta pregunta, comienza a elegir mejor. 

¿Podemos incorporar este saber tan antiguo y lejano a nuestro estilo de vida actual?

El Ayurveda es totalmente aplicable a nuestra vida cotidiana porque tiene que ver con entender qué estamos comiendo. Propone utilizar los sentidos (vista, olfato, tacto, gusto y oído) como fuente de información fundamental. Muchas veces hay un alimento supuestamente vencido en la heladera y lo tiramos. Nunca lo olemos para saber por nuestros sentidos cómo está. Cuando uno come algo que es nutritivo se siente en el olfato, en el sabor, en la digestión, en el cuerpo en general. 

Volviendo al libro, ¿qué te dicen los lectores?

He tenido todo tipo de comentarios. De niños que llevan el libro al jardín para mostrárselo a la amiguita que come mucho. Y de adultos también, que han sentido que lo que traía el cuento tiene que ver con ellos. 

¿Lo podemos conseguir en Mar del Plata?

Sí. Por ahora los enviamos por correo, previo contacto. Todavía no he tenido tiempo de contactar a ninguna librería para que estén en la ciudad. 

Conocela:

Facebook: Dra Ines L. Groba

Facebook: elsecretodelucialibro

Web: www.ayurvedainesgroba.com

Dra. Inés Groba

Inés en pocas palabras

Un objetivo para este año: que el libro se difunda.

Un destino: viajar por el mundo.

Un artista que te inspire: ¡uf, muchos! Me gusta mucho la Bossa Nova. El flaco Spinetta, Paco De Lucía…  

Un consejo de mamá: estar conectado con uno mismo.