Medio Ambiente

Podemos cambiar nuestras vidas

Muchas veces sentimos que nuestro ritmo de vida nos agobia. Vemos como el tiempo se escurre en nuestras manos y poco podemos hacer para detenerlo. Mucho tiempo al trabajo, poco tiempo para disfrutar de los afectos, nos sentimos cansados. Uf. Pero tenemos una novedad. NO tiene porque ser así.

Martín Santiago Schmull es miembro de una familia que de a poco decidió cambiar su vida. De vivir en plena Ciudad de Buenos Aires a un lote en la zona de Sierra de los Padres. ¿Su vehículo? Una nueva manera de ver las cosas que se llama permacultura, o en pocas palabras, como vivir siguiendo los ritmos naturales. Pero mejor que Martín nos cuente su experiencia.

¿Qué es la permacultura?

La Permacultura es un sistema de diseño para crear medioambientes sostenibles, se enfoca en la observación y búsqueda de respuestas en la naturaleza.

¿Cómo tomaron contacto o conocimiento de esta forma de ver o vivir la vida?

Fue por accidente, una vez que la descubrimos nos enamoró, tuvimos también que adaptarla a nuestro estilo de vida y fuimos muy exitosos en ese trabajo, desarrollando nuevos enfoques que en ese momento poco se trabajaban, como el rol de humano y la comunicación como eje en los sistemas.

¿Cuándo decidieron cambiar el curso de su vida?

Este proceso fue muy gradual, pero básicamente nosotros al tener hijos decidimos hacer las cosas lento y bien, disfrutando el proceso, así que de a poco nos fuimos viendo cada vez más comprometidos con este proceso, ya que al avanzar muchas personas se beneficiaban, no solo nosotros… Terminamos realizando lo que nunca nos imaginamos, básicamente… lo Imposible se volvió inevitable.

¿Por qué?

Elegimos un cambio porque lo anterior no nos satisfacía… porque cuando uno ve que hay otro modo tan hermoso de hacer las cosas simplemente no puede hacerse el ciego… y por qué el cambio de enfoque en nuestras vidas transformo nuestra percepción de realidad… todo se volvió más simple, ya nada era TAN importante como para no animarnos a vivir nuestros sueños.

¿Les costó tomar la decisión?

Las cosas se fueron dando, así que qué no hubo mucho que pensar, sabíamos a donde estábamos yendo desde hacía bastante tiempo, solo había que ejecutar el diseño.

¿Pensaron en los chicos, en hacerles vivir una vida que quizás ellos no desean?

 Y con respecto a los chicos, sabíamos que al tener un chico atravesando el segundo septenio (de 7 a 14 años), teníamos que meterle pata, ya que si esperábamos más no hubiese sido tan fácil el alejarnos de nuestra antigua vida, hoy en día disfrutan mucho el vivir acá y como sabemos quiénes son nuestros hijos y desde que migramos a la Permacultura nos conectamos mucho más, sabíamos que era lo correcto desde antes.

¿Se puede tener una vida basada en la permacultura, viviendo en la ciudad?

 Sí, es totalmente posible y hasta recomendable, mucho más para personas que nacieron en ella, todos necesitamos una transición… y si el cambio es muy abrupto por lo general no es real y conocemos cantidad de casos así que volvieron muy rápidamente a la vida citadina porque fueron a buscar su vida a otro lado… no funciona así… uno tiene que poder trasformar su realidad donde esté… si lo logra el futuro es suyo solo necesitan diseñarlo y animarse, las “reglas” no son tan rígidas como parecen y tenemos que aprender a pensar fuera del cuadrado, sino por supuesto que no vamos a poder hacer nada… nuestras más fuertes trabas somos nosotros mismos.

¿Pueden tirarnos algunos tips de qué cosas podemos cambiar de nuestra vida cotidiana?

 - Vean “Desafíos” en sus “Problemas”,

- Vacíen su copa… necesitan estar abiertos a un nuevo mundo… luego verán cómo adaptar lo que saben a su nueva vida…

- Diseñen sus vidas, pero sepan que seguramente las cosas igualmente irán para otro lado, asegúrense de recorrer el camino de menor resistencia sin caer en la flojera.

- No intenten convencer a nadie, solo sean lo que quieren ser, el resto vendrá solo.

Sabemos que dan cursos para aprender toda esta nueva filosofía de vida, ¿cómo hay que hacer?

 

Sí, desde hace varios años que lo hacemos, para ver nuestras propuestas pueden ingresar a www.sendelacolina.com/aprende. Esperamos alentar a más de un corazón.

 + info: Facebook: Sen de la Colina