Educación

Manos a la Obra: Pinturas Naturales

Esta tintura sirve para pintar sobre muchas cosas. Podés dibujar sobre papel, teñir remeras, transformarte en un coleccionista de sangre de marciano y jugo de tripas... O bien, adornar tu cuarto con botellas de miles de colores.

Materiales necesarios:

• Verduras de colores fuertes, por ejemplo remolachas, zanahorias, tomates, acelga o espinaca (también podés usar flores de tu jardín). 

• Alcohol puro (el del botiquín de tu casa). 

• Cuchillo (o podés intentar cortar las verduras con la mano). 

• Cuchara. 

• Un recipiente para mezclar todo.

Cómo se hace:

1- Elegí una de las verduras -en nuestro ejemplo, la remolacha- y cortala en pedazos chiquitos (pedile ayuda a un adulto si hace falta). 

2- Colocá los trocitos en un recipiente y cubrilos con el alcohol (este líquido es indispensable para que las verduras larguen su color).

3- Dejalos unos minutos hasta que el alcohol se vea del color de la verdura que pusiste (si querés un color fuerte o suave dejalos más o menos tiempo). Si querés que el color salga más rápido, machacá las verduras contra el fondo del recipiente con ayuda de una cuchara. 

4- Escurrí las verduras y quedate con el líquido (cuidado que manchan)

¡Ahora sí! ¡A inventar y a divertirte!!!

Cómo hacer pinturas caseras